Publicado el 4 de febrero de 2020

Se funden en la luz y aireado ilustraciones de Liz Xiong

Shuhua Xiong, también conocida como Liz, recientemente ha hecho un gran salto de fe. Como diseñador de la marca de Google, usted puede pensar que el diseñador de Nueva York tenía todo. Pero hace tan sólo unas semanas, se tomó la difícil decisión de renunciar a su trabajo en la compañía de altos vuelos tecnología y perseguir su pasión en la ilustración de tiempo completo. Suave y elegante, ilustraciones de Liz son suave como la pelusa de un fragante, melocotón maduro. Es difícil imaginar cómo se induce a tal sutileza de un lienzo digital, pero de alguna manera, se logra que el efecto magistral.

Después de años de tratar de sentirse satisfecho en cuanto a la carrera, llegó al punto en que Liz sintió que estaba “persistente en el borde de un acantilado,” hasta que finalmente fue empujado fuera. A pesar de que se sentía agradecido por todas las oportunidades interesantes que vinieron a ella después de graduarse, ella también tuvo que hacer frente a una montaña de autocrítica “superando a mí mismo por no disfrutar de trabajar en todos estos grandes lugares”, dice Liz. “Me sentía como un pequeño tornillo que se cayó de una máquina de vapor gigante.” Pero con la ayuda de su amiga Jaedoo Lee, con el tiempo, Liz hizo el movimiento de ser un ilustrador a tiempo completo. Y desde entonces, ha sido encargado por los gustos de Medio para trabajos editoriales, mientras explora, además, otros canales y formas. De cara al futuro, se espera que seguir siendo “auténtica y emocional”, el dibujo lo que siente, en lugar de lo que ve.

Aunque su pasión radica ahora en la ilustración, de vuelta en el primer año de Liz, que era la fotografía que primero despertó su interés. “Yo no sabía lo que quería”, recuerda de su adolescencia, “Todos mis obsesiones comenzaron con la fotografía.” Como joven en Shanghai, se acuerda primera aprendizaje de las técnicas de la sala oscura, usando de su padre vieja Minolta X- 700. Era difícil encontrar desarrolladores de cine en la ciudad china, pero se las arregló para encontrar un distribuidor privado que se había enviar por correo sus negativos a, esperando y rezando para obtener buenos resultados cuando fueron enviados de vuelta.

Shuhua Xiong

Shuhua Xiong

Así que después de un breve período estudiando psicología en los EE.UU., Liz transferido a la Escuela de Nueva York de Artes Visuales, sumergiéndose en todo lo que la escultura, pintura y cerámica departamentos tenía que ofrecer. En este momento, todavía “no tenía idea de lo que realmente se quiere decir de diseño”, y no fue hasta que llegó a la entrega de su tesis de maestría que su ilustración práctica de verdad salió a la luz. Liz nos dice: “Yo quería algunos fondos de campos de color como un elemento de la marca para mi tesis.” El texto funcionaba como una cápsula del tiempo para nuestra presencia digital, ya su vez, que quería crear algo aireado y etérea visualmente explorar este concepto .

Ahora, después de haber perfeccionado el arte, ha llegado el momento de Liz para hacer la ilustración de una ocupación a tiempo completo. Aunque “fue una decisión difícil, porque en el momento de la auto duda y el miedo a lo desconocido”, dice, “me siento en paz ahora sabiendo que todo es exactamente donde se supone que debe ser. Sólo voy con la corriente.”Mientras que su enseñanza del diseño fue muy valiosa en su forma metódica de pensar y trabajar, por Liz, que ansiaba más libertad creativa y la expresión personal, mientras trabajaba como diseñador, la industria no estaba cumpliendo. “Durante mucho tiempo,” ella continúa, “me sentí como si estuviera luchando, pero no sabía lo que era el antídoto.”

Profundizando en la herramienta aerógrafo, se topó con la técnica de firma que se encendería para calmar a los espectadores con su ligereza ventoso. En ese momento, ella estaba también muy estresado, por lo que durante las noches de insomnio de insomnio, Liz se quedaría en la cama, dibujo con la herramienta del aerógrafo de procrear y el desarrollo de su estilo. “Me encuentro a mi cerebro de entrar en el piloto automático cuando estaba teniendo esas noches”, que va a decir. “Me enamoré de la herramienta del aerógrafo. Se perdona si no se tiene la certeza de pinceladas, y es femenino y poderoso si afilar los bordes “.




© Illustrarama.com 2018

Hecho con por Illustrarama

Siguenos en: Facebook logo to illustrarama fanpage